Las historias llegan a LinkedIn y Twitter

LINKEDIN Y TWITTER ESTÁN REALIZANDO PRUEBAS PARA INTRODUCIR HISTORIAS EN SUS PLATAFORMAS

Ambas compañías anunciaron que han estado probando una característica similar a las historias con un grupo selecto de usuarios, o internamente en el caso de LinkedIn. También vale la pena señalar que el anuncio se produjo en menos de una semana entre las dos compañías. ¿Cómo planean usar las historias? A continuación echaremos un vistazo al enfoque de cada empresa y les permitiremos hacer una lluvia de ideas sobre cómo los artistas, las discográficas y las compañías de música en general podrían hacer uso de las historias allí –si deciden lanzar la función para todo el mundo.

LAS HISTORIAS HAN SIDO SIN UN DOBLE UNO DE LOS FORMATOS MAS DISRUPTIVOS INTRODUCIDOS EN LOS MEDIOS SOCIALES DENTRO DE LA ULTIMA DECADE

Originalmente creado por Snapchat alrededor de 2013, las Historias se introdujeron como una manera de abordar tal vez la solicitud más común de los usuarios: una manera de enviar un instante a toda tu lista de amigos. Sin embargo, la compañía atacaba otro ángulo en ese entonces. Según el cofundador Evan Spiegel, «Hay una cosa rara que sucede cuando contribuyes a un perfil estático. Tienes que preocuparte por cómo encaja este nuevo contenido con tu persona en línea que se supone que eres tú. Es incómodo y desafortunado. » Historias dio a los usuarios la opción de tener pequeños «perfiles en vivo» durante 24 horas, que no serían una parte permanente de su personaje en línea: «Internet es un vacío atemporal – se pone algo allí y está allí para siempre y pierde mucho de contexto», dice Spiegel.

LINKEDIN: LO IMPORTANTE SON LAS CONVERASACIONES

La mayor red social para profesionales ha experimentado un crecimiento constante en involucramiento -25% año tras año-, principalmente apalancado en la introducción de boletines, video en vivo, noticias de tendencias y reacciones. Además, ha habido más involucramiento proveniente de los usuarios de la Generación Z, como se ve por ejemplo con el ganador del premio Canadian 20 Under 20 Entrepreneur y el editor de LinkedIn Youth Manu Goswami, que ha acumulado un impresionante 63.000 seguidores en el sitio,
y no es el único haciendo ruido
. Teniendo en cuenta que la mayoría de audiencia de LinkedIn se concentra en la Generación Z y Millenials –16% de 18 a 24 años, 61% de 24 a 34 años– no es de extrañar que la compañía esté probando un formato con el que están muy familiarizados.







Pete Davies, Product Manager de LinkedIn, compartió algunas ideas sobre cómo la empresa se acerca a Stories en una entrada de blog anunciando las pruebas. Comenzando con su concepción de por qué las historias funcionan: «[Historias] se difunden por una buena razón: ofrecen una manera ligera y divertida de compartir una actualización sin que tenga que ser perfecta o apegada a tu perfil para siempre». Menciona compartir momentos clave de eventos de trabajo, compartir consejos y trucos y cómo las historias abren nuevos hilos de conversación que conducen a introducciones de negocios como ejemplos de las posibilidades de la función.






TWITTER: PENSAMIENTOS FUGACES

Una semana después del anuncio de LinkedIn, Kayvon Beykpour, líder de producto en Twitter, publicó un hilo explicando las razones que llevaron a Twitter a implementar una prueba de Historias para los usuarios en Brasil. El enfoque de Twitter se acerca al que promovió Snapchat al principio: compartir tus pensamientos en público puede ser intimidante.

La versión de twitter de las historias se llamará Fleets, en una referencia para el propósito de la misma: permitir a los usuarios de Twitter compartir pensamientos fugaces. Las Fleets desaparecerán después de 24 horas y no recibirán retweets, me gusta o respuestas públicas, solo reacciones a través de Mensaje Directo. Este es un enfoque muy similar a la idea original de Snapchat, especialmente teniendo en cuenta la naturaleza volátil de las respuestas de Twitter, y cómo su feed de Twitter está constantemente expuesto a trolls que miran que un tweet que los usuarios pueden usar en su contra, aún más si se es una figura pública o empresa.